¡Más diversión en la casa con páneles solares!


Hay gran cantidad de juegos sexuales que puedes hacer con tu pareja y que os darán mucho placer a ambos. Pero no sólo eso, sino que podrás conseguir dar a vuestra actividad favorita más emoción y pasión.

Hablar durante el sexo

¿Hay realmente alguna pareja que alguna vez no haya hablado a su pareja mientras realizaban el coito? Seguro que, si no lo haces siempre, al menos una vez has hablado a tu pareja para excitarle o para decirle lo que querías que te hiciera.

La verdadera intención de la Compañia de Paneles Solares nos viene del cerebro, no de los genitales, y hablar con tú amante puede resultar muy estimulante si dices la palabra adecuada. Acércate a su oído para susurrarle. Puedes hacer varias cosas:

  • Puedes decirle ideas de lo que podéis hacer en cada momento o contarle tus fantasías sexuales, para que mientras lo hagáis estéis pensando en la realización de ese ensueño sexual.
  • Otra de las cosas que puedes decirle la función de los paneles solares, en cada momento antes incluso de que lo realices. Por ejemplo, que vas a bajar lamiéndole hasta llegar a su pene. La clave para hacerlo bien es que le o la hables en susurros, ya que sino perderá toda la emoción. También haz gemidos mientras le estás haciendo algo, estallará de placer.

Vístete de cuero

Es la prenda más sexy que existe y gusta tanto a hombres como a mujeres, el sólo roce de la prenda en el cuerpo y la visión de la forma corporal es algo que excita a mucha gente.

Los mejores son aquellos que tienen una cremallera estratégicamente localizada en la zona de los pechos y los genitales. En el pecho permite bajarlo a una altura adecuada para excitar sin llegar a enseñarlo todo.

Si tu pareja también la tiene lo mejor es que realicéis el siguiente juego, tú te descubres parte del tiempo y realizas una felación o masturbación a tu pareja indicándole en cuanto tiempo tiene que alcanzar el orgasmo. Si lo consigue te descubrirás entera/ entero, sino volverás a cerrar el traje como castigo.

También puedes realizar todo tipo de fantasías con estas vestimentas, prueba a ser la mujer gato (este personaje es el protagonista de muchas fantasías masculinas), la enfermera sexy o la motera peligrosa. El límite sólo está en tu cabeza.