Detectar el cáncer de pulmón cuando es curable


En un artículo publicado en The New England Journal of Medicine del 26 de Octubre de 2006, el grupo The Internacional Early Lung Cancer Action Program Investigators (Programa Internacional de Investigadores para el diagnóstico precoz del Cáncer de Pulmón) da a conocer los resultados obtenidos en el tratamiento del cáncer de pulmón detectado en su fase inicial (Estadio I) mediante un screening anual con la tomografía computorizada (TC) en espiral. La nueva tecnología derivada de la tomografía axial computorizada (TAC) conocida como tomografía computorizada en espiral o helicoidal ha mejorado la precisión del diagnóstico por la imagen en muchas enfermedades. El término "espiral" se debe al recorrido del haz de rayos X durante la exploración.

La mesa de exploración con el paciente avanza a un ritmo constante bajo el túnel de la exploración mientras que el tubo de rayos X rota continuamente alrededor del cuerpo del paciente siguiendo un trayecto en espiral o helicoidal. Durante este trayecto se recogen sin interrupción imágenes de mínimo tamaño, con gran resolución. Por el contrario, con la TAC convencional las pequeñas imágenes pueden pasar desapercibidas en los pequeños intervalos producidos entre las tomas de imágenes.

Estudios para la prevención del cáncer


En este amplio estudio realizado con la colaboración de numerosos centros de Estados Unidos y de Europa (entre ellos la Clínica Universitaria de Navarra) fueron sometidas a screening 31.567 personas sin síntomas pero con riesgo de padecer cáncer de pulmón (historia de fumador activo, historia de fumador pasivo, exposición en el trabajo a amiento, berilio, uranio) desde 1993 hasta 2005, y desde 1994 hasta 2005 27.456 screenings repetidos fueron realizados de 7 a 18 meses después del previo screening.

Los autores evaluaron la supervivencia específica a los 10 años del cáncer de pulmón entre los participantes con cáncer de pulmón en estadio I, que fue detectado en un screening y diagnosticado mediante una biopsia, independientemente del tipo de tratamiento recibido, y entre aquellos participantes en el estudio a los que se les practicó una extirpación quirúrgica del cáncer de pulmón en estadio I, dentro de 1 mes de su detección con la tomografía espiral.

Los resultados han sido los siguientes: la práctica del screening con la tomografía computarizada en espiral condujo al diagnóstico de cáncer de pulmón en 484 participantes. De estos participantes, 412 (85%) padecían un cáncer de pulmón muy precoz (estadio I) y la supervivencia estimada a los 10 años fue del 88% en este subgrupo.

Entre los 302 participantes con cáncer de pulmón en estadio I que fueron sometidos a una extirpación quirúrgica dentro de un mes de realizada la detección del cáncer, la supervivencia fue del 90%.

Los 8 participantes con un cáncer de pulmón en estadio I que no recibieron tratamiento fallecieron dentro de los 5 años siguientes al diagnóstico.